¿Cuál es el origen del vino?

Tenemos que remontarnos hasta el Neolítico, una de las etapas más importantes de la Historia de la Humanidad, porque este período (10.000 – 4.500 a.C.) supuso una transformación social que cambió a nuestra especie hasta la actualidad [1].

Situándonos geográficamente en la región montañosa que se extiende desde los montes Tauro al sudeste de Anatolia hasta el Cáucaso Sur, norte de Mesopotamia hasta los montes Zagros en Irán se dieron las condiciones climáticas propicias para el asentamiento de las primeras civilizaciones que conllevó a la domesticación de plantas – cebada, escanda, trigo farro, garbanzos, lentejas, linaza y yero – para ser cultivadas, recolectadas y almacenadas. Este proceso conocido como la revolución Neolítica, también implicó el desarrollo de las artes y artesanía, como la arquitectura, tejido y costura, tinción de tejidos, trabajo de la piedra y madera, además de la cerámica. Gracias a la cerámica se comenzaron a fabricar envases de arcilla cocida donde se almacenaban y conservaban alimentos, y será aquí donde nuestro viaje por el mundo del vino comenzará.

La Vitis vinifera sp. sylvestris es la variedad de uva silvestre que comenzó a domesticarse en esta situación temporal y geográfica que más tarde se extendería por Oriente Próximo y Egipto, continuado por el este asiático, la cuenca del Mediterráneo, Europa y, por último, el Nuevo Mundo.

Localización geográfica de los primeros restos arqueológicos de domesticación de la vid y producción de vino. Fuente: winefolly.com

Con la cultura Shulaveri-Shomu (6.000 a.C. – 4.000 a.C) se relacionan los restos más antiguos conocidos del cultivo de la vid [2].

Es en Georgia en los asentamientos de Gadachrili Gora y Shulaveris Gora donde se han hallado vasijas datadas del 6.000 a.C. decoradas en su parte exterior con motivos de racimos de uva esta y restos de ácido tartárico en su interior, confirmando la hipótesis de que estos recipientes contuvieron vino [2]. Así, que los primeros productores de vino fueron los habitantes de estos asentamientos.

(A)Representación de una vasija de arcilla del Neolítico. Detalle de motivo de racimos de uva en la parte superior. (B) Base de la vasija – interior y sección transversal. (C) Base exterior de la vasija. (D) Interior de la vasija. Fotografías de Mindia Jalabadze y cortesía del Museo Nacional de Georgia [2].

Restos arqueológicos hallados en Hajji Firuz Tepe, asentamiento neolítico localizado en los Montes Zagros, prueban que el vino ya se elaboraba entre el 5.400 a.C – 5.000 a.C. [1], dos mil años antes de las evidencias encontradas en las civilizaciones de Oriente Próximo.

En Armenia, a las afueras de Areni en un grupo de cuevas se encontraron los restos de una bodega primitiva que datan del 4.100 a.C [3].

Alrededor del 3.100 a.C. se da el ascenso al poder de los faraones en Egipto. Comienzan a producir vino con uvas tintas porque el producto se asemeja a la sangre y será utilizado en sus ceremonias. Aunque también elaboraron vino blanco, rosado y posiblemente, vinos dulces, de acuerdo con su notación, irp (vino) ndm (dulce). El testimonio más antiguo de la fermentación empleando Sacharomyces cerevisiae se ha encontrado en una jarra de vino con restos de esta levadura [4].

Expansión de la vid por la cuenca mediterránea gracias a fenicios y griegos (alrededor de 1200 a.C – 800 a.C.).
Fuente: winefolly.com

Aunque será a través de la civilización fenicia (1.200 a.C. – 539 a.C.) por medio de la cual se extenderá el cultivo de la vid por toda la cuenca mediterránea. En cada nueva región donde eran plantadas las vides, mutaron dependiendo de la zona y se adaptaron al medio. Esta divergencia tras miles de años ha sido la responsable de la increíble diversidad de Vitis vinifera sp. sativa existente hoy día (unas 2000 variedades identificadas [5]).

En las siguientes publicaciones se continuará explicando la cronología de acontecimientos históricos del cultivo de la vid y producción de vinos hasta llegar a nuestros días. Pero no solo encontraréis historia, también habrá publicaciones sobre el vino en el arte, en la gastronomía, tipos de vinificaciones ¡y mucho más!

¡Espero que disfrutéis tanto como yo Del vino y maneras!

Fuentes

[1] Voigt, M. M., McGovern, P. E., Glusker, D. L., & Exner, L. J. (1996). Neolithic resinated wine. Nature, 381(6582), 480-481. doi:10.1038/381480a0

[2] McGovern, P., Jalabadze, M., Batiuk, S., Callahan, M. P., Smith, K. E., Hall, G. R., Lordkipanidze, D. (2017). Early neolithic wine of georgia in the south caucasus. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 114(48), E10309-E10318. doi:10.1073/pnas.1714728114

[3] Barnard, H., Dooley, A. N., Areshian, G., Gasparyan, B., & Faull, K. F. (2011). Chemical evidence for wine production around 4000 BCE in the late chalcolithic near eastern highlands.Journal of Archaeological Science, 38(5), 977-984. doi:10.1016/j.jas.2010.11.012

[4] Cacho Palomar, J., 2004. De la contemplación a la intervención. El ejemplo de la enología. ACE Revista de Enología Científica y Profesional, [online] (48). Available at: <http://www.acenologia.com/ciencia68_1.htm&gt;.

[5] Web monográfica sobre la vid, la uva y el vino editada a por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. (2020). Retrieved from https://www.miteco.gob.es/ministerio/pags/exposiciones/vid/www/imagenes/variedades_uva_01.html